domingo, 27 de enero de 2013

Un vistazo a la dimensión de Hussar.

¡Hola terrícolas!

Hoy vuelvo con oootro post sobre arte, dedicado a un pintor muy especial para mí, cuyos trabajos han pasado a estar entre mis favoritos: Michael Hussar.
Él nació en California (EUA), en 1964, estudió en el Art Center College of Design, en Pasadena, y gracias a sus habilidades surrealistas con el óleo sobre tela, se ha convertido en uno de los artistas actuales más célebres entre quienes apreciamos este género. Además de exponer en muchos lugares entre EE.UU. y Europa, Hussar también se dedica a compartir sus conocimientos y técnicas, impartiendo clases.
Conocí sus trabajos a través de la Galería Last Rites de Paul Booth (fuente inagotable de fantástico arte surrealista sobre la que hice un post, que Ud. puede ver aquí).


¿Y qué hace que los cuadros de Mr. Hussar sean tan especiales? Bueno, para comenzar, debo decir que, de forma general, su trabajo es conspicuo por varias razones: Su técnica es muy distintiva, basta conocer un poco de su trabajo para reconocer el resto por los ojos, las sombras, las luces, que logran una especie de realismo algo perturbador dentro de las escenas poco cotidianas que se ven en sus cuadros; también está su paleta de colores, restringida pero adorable, siempre utiliza tonos de la gama de rojos, negro y blanco, rara vez utiliza otros colores, y si lo hace es en detalles menores. Pero probablemente lo más distintivo de su trabajo son los retratos, una galería de personajes grotescos salidos del infierno. Punto. No sabría describirlos de otra forma (de verdad, no es de floja, de hecho estoy inspirada).


Uno de los más famosos y notables (y creo que el único hecho en base a un personaje no ficticio) es el retrato de Hans Memling, un pintor alemán que vivió en el siglo XV en Holanda, y que se dedicó a pintar escenas bíblicas, lo que no es raro, porque era prácticamente lo único que se pintaba en esa época, pero que destacaban por ser medias locas. Nunca hubo un retrato o autoretrato del susodicho, así don M. Hussar lo pintó como se lo imaginó, basándose en sus pinturas y en la novela "The Master of Bruges" de Terence Morgan (2010) en la que Memling es el narrador ficticio. (Nota personal: leer). 
Entre sus otros retratos caricaturezcos, cercanos al estilo del de Hans Memling, se pueden encontrar al Dr. Mengele, un papa ficticio, una niña malcriada y payasos varios (para mi espanto). Aunque también pinta retratos más realistas, con una técnica menos cuidada, pero que de alguna forma logra una profundidad y relieve muy especiales, como ver a la gente a través de un vidrio algo irregular (son geniales).
Otra de sus pinturas, que es mi favorita, es "Morphine" (en la segunda imagen). Me encantan los colores, las formas, la desproporción, la capa que da esa impresión de movimiento asdasdassda me gusta :). Además de este, tiene muchos cuadros de escenas oníricas, con personajes extraños, en situaciones extrañas, en lugares infinitos... me gustaría mucho saber si él explica de alguna forma su arte.

Muchos artistas pueden lograr cosas hermosas a través de los medios que utilizan, se puede manejar la técnica con maestría y lograr trabajos hermosos a la vista, o muy apreciables desde el punto de vista de la composición o la estética, pero es realmente difícil encontrarse con un artista visual que transmita un mensaje con tanta fuerza: puede ser una crítica, una burla, una pequeña declaración de locura, un delirio o un tormento, pero queda claro que la mente juega el rol de mediadora entre el ojo y la mano. He visto algo así en algunos de los trabajos de H.R. Giger, Zdzislaw Beksinski, y (si bien no son muy de mi gusto) en los de grandes maestros como Picasso y Guayasamín. También creo que lo he visto en algunos trabajos de Michael Hussar. No soy una gran conocedora del arte (tampoco pretendo serlo, sólo comento sobre artistas que me gustan mucho), así que supongo que se me escapan mil buenos ejemplos, pero quería desarrollar esta idea (que, probablemente es una apreciación muy personal), porque es una de las cosas que más me gustan de las pinturas de M. Hussar.


En su página -Michaelhussar.com- se puede revisar buena parte de su obra hasta el 2009, dividida en etapas. En "Red Red Robin" están sus retratos más célebres, en "Alla prima" están aquellos de estilo más tosco (pero igualmente genial) que mencioné anteriormente. Además hay una sección de dibujos y de trabajos que ha expuesto en exhibiciones grupales. Además, la página es hermosa.

Y bueno, en esto del arte las apreciaciones son muy subjetivas, así que espero -le haya gustado o no este artista- haber contribuido a su conocimiento en arte, jajaja!

¡Saludos y nos leemos pronto! (¡ya tengo varios posts preparados!)

ZOMBIE

No hay comentarios:

Publicar un comentario